ActualidadBlog 2

Nuestra Señora de la Merced recorrió las calles de la ciudad tras 567 días sin procesiones

Histórica procesión de Nuestra Señora de la Merced por las calles de Huelva. La Hermandad de los Judíos celebró en el día de ayer la anual procesión de su titular letífica y toda la Huelva cofrade quiso arropar a la primera imagen que procesiona en nuestra ciudad con cortejo, paso cargado por costaleros y banda de música 567 días después.

Gran expectación se notaba en la Plaza de la Merced minutos antes de iniciarse la salida procesional. La relajación de las restricciones y la autorización por parte de las distintas autoridades permitió a la cofradía del Jueves Santo organizar a contra reloj una procesión que resultó brillante. La imagen que da nombre al templo catedralicio de nuestra Diócesis salió a la calle y Huelva estuvo con ella, reencontrándose con sus tradiciones más arraigadas y disfrutando de nuevo con el procesionar de la Madre de Dios bendiciendo sus calles. Un año y medio después de que el Cristo de las Penas fuera trasladado del Polvorín a la Milagrosa, el redoble del tambor volvió a mezclarse con el aroma a incienso y los vivas emocionados de los fieles.

Sonando en la Vega Larga Suspiros de España mientras llegaba la banda de música, se abrían las puertas de la Catedral para que el cortejo empezara a salir. La cruz alzada era seguida de hermanos portando cirios, apareciendo a continuación una representación de la mayoría de hermandades de penitencia de la ciudad. También acompañaron a la Hermandad de los Judíos en esta salida que pasará a la historia el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz; la presidenta de la Diputación de Huelva bajo mazas, María Eugenia Limón; la presidenta del Puerto de Huelva, Pilar Miranda; así como el presidente del Consejo de Hermandades, Antonio González, el y una representación de la Hermandad de las Mercedes de la Puerta Real de Sevilla.

La Virgen de la Merced hacía acto de presencia en el porche catedralicio a los sones de la Banda de Música Nuestra Señora del Carmen de Villalba del Alcor al tiempo que una salva de cohetes anunciaba en el cielo onubense la salida de la Virgen. También acompañó musicalmente en algunos puntos del recorrido el Coro de Campanilleros de la Esperanza. Nuestra Señora de la Merced vestía la saya de tisú bordada en oro de Casa Burillo, escapulario bordado en 2016 por el taller Santa Clara y manto brocado en oro. Lucía corona dorada cincelada por Joaquín Ossorio y ráfaga de ocho plateada del mismo autor. El paso, conformado por los respiraderos del Buena Viaje, los antiguos candelabros del Cristo de las Cadenas y la peana de la Virgen de los Dolores lucía un exquisito exorno floral a base de nardos, rosas y lisianthus.

Sergio Borrero
Director de CuartoTramo.com, el diario digital cofrade onubense. Hermano de la Hermandad de la Borriquita

Quizás te interese

Los comentarios están cerrados

0 %