ActualidadBlog 2

La Hermandad del Rocío de Huelva regresa a la ciudad tras vivir esta Romería del reencuentro

Regresó la Hermandad del Rocío de Huelva. Con los corazones llenos tras el encuentro con la Virgen, con la pena y la melancolía por lo que ya se acaba y con la alegría y la esperanza de soñar con la Romería del 2023 y con el ansiado encuentro de la Blanca Paloma con el Simpecado de Huelva a las puertas de su casa hermandad.

En el ocaso del día, la filial onubense se internaba en la ciudad procedente de la Punta del Sebo, dejando en el recuerdo las deseadas arenas. La primera y tradicional parada tenía lugar en la Comandancia Naval. Allí, la hermana mayor de esta romería, Desirée Márquez, entregaba la bandera Asuncionista a la hermana mayor de la próxima Romería, Cinta Rocha. Un acto simbólico que refleja el relevo en la vara dorada, de la que Desirée se despedirá tras tres años con ella. Cinta Rocha lucía por toda la ciudad la bandera blanca, siendo su toma de posesión oficial en las próximas semanas.

La carroza del Simpecado llegaba al centro de la ciudad rodeada por sus peregrinos, los que han completado todo el camino de vuelta y los que simbólicamente se unen a la hermandad para compartir estos últimos metros de camino. Una carroza decorada con un exorno floral silvestre en tonos amarillos. Una estela de carros tradicionales con sus papelillos matizados por el polvo seguían a la carroza, carros en los que se cantaban los últimas sevillanas.

La Hermandad llegaba a su casa hermandad ya con la oscuridad de la noche. En su retablo cerámico quedaba depositado el Simpecado mientras se entonaba la Salve tras esta inolvidable Romería del Rocío, para lo bueno y para lo malo. La hermana mayor lanzaba sus últimos y emocionados vivas a la Blanca Paloma, mientras recibía el arropo y el cariño de todos los hermanos de Huelva.

Sergio Borrero
Director de CuartoTramo.com, el diario digital cofrade onubense. Hermano de la Hermandad de la Borriquita

Quizás te interese

Los comentarios están cerrados

0 %