ActualidadBlog 2

La antigua Custodia de la Parroquia Mayor de San Pedro, una joya a recuperar

La Parroquia Mayor de San Pedro recuperó en el año 2019 la procesión eucarística por las calles de su feligresía. Una procesión que tras la pandemia volverá a la calle y que este año se anuncia con un cartel que nos trae el recuerdo de una de las muchas joyas sacras que fueron destruidas en 1936: la antigua Custodia de la Sacramental de San Pedro.

A mediados del siglo XIX Huelva carecía de custodia procesional. A iniciativa de un grupo de ciudadanos, junto a la Sacramental de San Pedro, se inició una cuestación para construir una nueva custodia para mayor realce de los cultos al Santísimo. Una empresa que recibiría el apoyo de la reina Isabel II, que donaría la custodia (al menos en parte) el 18 de abril de 1861. Se trataba de una custodia de estilo ojival, realizada en plata de Ruolz y cuyo coste ascendió a 6250 pesetas. Anselmo Gastón de Gotor, en su obra «El Corpus Christi y las Custodias Procesionales de España» describe la custodia de la Mayor de San Pedro de la siguiente forma:

«Consta de basamento, de planta cuadrada, decorado con arabescos de estilo ojival y sobre los ángulos hay estatuas. El primer cuerpo es un templete con arcos ojivos, lobulados y columnas robustas, en los ingresos; en los ángulos también hay robustos fustes que llegan hasta la sencilla cornisa, de cuyos ángulos destacan racimos de uvas. En el interior colocan la custodia de manos con sol radiado. El segundo cuerpo contiene, en su interior, la estatua de la Inmaculada (según un inventario de la Sacramental era una representación de la Fe), y en su exterior se compone de ingresos que rematan en gablete, flanqueados por contrafuertes con caperuza o aguja y delante de ellos hay imaginería; corona este último cuerpo una aguja o chapitel piramidal, y sobre él una cruz.»

La destrucción de la Parroquia Mayor de San Pedro y todo su patrimonio en los primeros días de la Guerra Civil supuso la pérdida de esta rica custodia procesional. Una pérdida que no fue definitiva, ya que entre los escombros de lo que tan solo unos días atrás formaba el rico patrimonio del templo, pudieron ser recogidos parte de las piezas que la conformaban. Elementos que fueron utilizados durante unos años por el párroco D. Julio Guzmán para erigir una suerte de templete en el que se exponía el Santísimo en la semana anterior a la salida de la procesión, tal y como recoge José María Segovia en las páginas del Diario Odiel del 13 junio de 1968.

Estas piezas, en desuso y almacenadas en cajas durante décadas, cobran actualidad ante la celebración de la procesión eucarística de San Pedro. El cartel anunciador de este año tiene que servir de impulso para la recuperación de esta Custodia, joya de la Huelva antigua. Ya en el año 2020 la Hermandad Sacramental de Pasión anunció que, junto a la propia Parroquia, se estaban realizando las gestiones oportunas para trabajar en su recuperación. Una recuperación histórica que saldaría una deuda con la Parroquia Mayor de San Pedro y su Hermandad Sacramental, que años más tarde perderían nuevamente su custodia procesional, al ceder la realizada por Marmolejo al Cabildo Catedral.

Sergio Borrero
Director de CuartoTramo.com, el diario digital cofrade onubense. Hermano de la Hermandad de la Borriquita

Quizás te interese

Los comentarios están cerrados

0 %