ActualidadBlog 2

Así es el “manto de los devotos”, una ofrenda de amor a Nuestra Señora de la Esperanza Coronada

A los pies de Nuestra Señora de la Esperanza fue presentado en la tarde de ayer el «Manto de los Devotos». Una nueva obra patrimonial para la dolorosa del Miércoles Santo fruto del amor y la devoción de sus devotos y que ha sido impulsada por el perfil Reina de Huelva, que desde hace años viene trabajando en engrandecer tanto el patrimonio como las salidas procesionales de la Virgen de la esperanza.

El diseño del manto se debe al lápiz del joven sevillano Antonio Castro y su ejecución correrá a cargo del taller de bordados onubense Artebord, regentado por Rafael Infante y Maria Dolores Romero. Su boceto, fue descubierto a los hermanos que acudieron a la cita en la iglesia de Santa María de la Esperanza por parte del hermano mayor de la cofradía, Manuel Mora; el director espiritual de la misma, D. Longinos Abengózar, el impulsor de este proyecto, Jesús Herves; así como el diseñador y el bordador antes citado. El diseño del manto se presentaba de una manera sorprendente en tamaño real, recreando el aspecto que tendrá una vez finalizada la obra.

El deseo del grupo de hermanos que encabezan este proyecto es que la Virgen de la Esperanza luzca su manto de los devotos para los cultos del 25º aniversario de su coronación canónica, en 2025. Los nombres de todos los hermanos, fieles y devotos que colaboren con este proyecto quedarán para siempre unidos al manto al quedar plasmados en el forro del mismo.

A continuación os dejamos la descripción del diseño del «Manto de los Devotos» realizada por su autor:

El manto es de estilo neorrococo predominando los motivos rocalla o tornapunta, entremezclados con las clásicas hojas de acanto, tomando como inspiración las bellísimas bambalinas que fueron adquiridas a la Hermandad de San Roque.

Las vistas cuentan en su parte baja con un eje de simetría en diagonal con unos motivos que enmarcan una vara de azucenas, de manera que, a partir de esos motivos se desarrolla un dibujo asimétrico que sube hasta la cabeza de la Virgen.

En la cola, una composición simétrica enmarca un anagrama mariano con un ancla, timbrado con una corona real y sobre una guirnalda de banderas que, en el lenguaje de banderas marítimas, deletrean la palabra Esperanza.
Todo ello va orlado por una fina cenefa de motivos vegetales y rocalla.

El campo central se compone por un salpicado de flores y estrellas que simboliza a sus devotos y sus ofrendas.

Sergio Borrero
Director de CuartoTramo.com, el diario digital cofrade onubense. Hermano de la Hermandad de la Borriquita

Quizás te interese

Los comentarios están cerrados

0 %