ActualidadBlog 2

Los vecinos de San Francisco se despiden de su Virgen de la Esperanza

Con lágrimas en los ojos, caras de emoción y el deseo de que la ausencia sea la menor posible. Así se despedían en el día de ayer los vecinos de San Francisco, hermanos de la Esperanza y devotos en general de Nuestra Señora de la Esperanza Coronada, horas previas a su traslado al taller de Pedro Manzano donde será sometida a una actuación de conservación y mantenimiento.

Los dos pasos de la cofradía aun montados en el interior de la Iglesia de Santa María de la Esperanza hacían aflorar en la mente de los allí congregados los recuerdos de un apoteósico Miércoles Santo aun fresco en la memoria. D. Longinos Abengózar, director espiritual de la hermandad, ofició la misa de despedida de la Virgen de la Esperanza ante los dos altares itinerantes, acudiendo numerosos hermanos pese al reducido espacio que quedaba en el templo. Una misa que culminó con los vivas a la Virgen proclamados por el propio sacerdote.

La imagen de Nuestra Señora de la Esperanza Coronada será trasladada al sevillano taller de Pedro Manzano Beltrán, donde hace pocos meses estuvo el Cristo de la Expiración. La dolorosa será sometida a una actuación de conservación y mantenimiento, tal y como aprobaron los hermanos por aclamación en cabildo extraordinario celebrado en el pasado mes de marzo.

Sergio Borrero
Director de CuartoTramo.com, el diario digital cofrade onubense. Hermano de la Hermandad de la Borriquita

Quizás te interese

Los comentarios están cerrados

0 %