ActualidadBlog 2

La Hermandad de Emigrantes recibe la donación de un juego de ciriales y una cruz alzada

La Hermandad del Rocío de Emigrantes recibió el pasado viernes, durante la misa mensual que celebra la corporación, la donación de una nueva cruz alzada y el juego de ciriales de acompañamiento. Una donación realizada por la familia formada por Miguel Angel Sáenz de Sicilia Mejías y Mari Carmen Benito Alvarez.

La nueva cruz y los ciriales, que abrirán los cortejos de la filial rociera, fue bendecida tras la eucaristía mensual celebrada en la capilla de la hermandad, misa dedicada en este mes a los fieles difuntos. Estas obras han sido realizadas en la Orfebrería de Paula de Lucena, Córdoba. Se encuentran repujadas en metal y bañadas en plata de 8 micras, destacando en su decoración la medalla de la Concha Peregrina. Una donación realizada en acción de gracias «después de los duros momentos vividos» como señalaba la donante.

La misa contó con la participación del antiguo coro de Emigrantes y estuvo presidida por el vicario parroquial de La Merced, D. Alvaro Gómez, quien pidió a los hermanos y devotos de la hermandad “ser auténticos devotos de la Virgen del Rocío y del Señor”. El altar contó con un exorno floral regalo de la hermana María José Muiño.

Redacción
CuartoTramo.com, la información cofrade onubense. Toda la actividad del mundo cofrade de Huelva y su provincia la tienes aquí.

Quizás te interese

Los comentarios están cerrados

0 %