ActualidadBlog 2

La Virgen del Rocío ya camina hacia su santuario tras una noche mágica por Almonte

Ya queda poco para que la Virgen del Rocío vuelva a presidir su santuario marismeño. Apenas escasas horas. Tras 33 meses de estancia en la Parroquia de Almonte, la Blanca Paloma ya recorre el Camino de los Llanos tras una noche que quedará grabada a fuego en el corazón de todos los almonteños y rocieros.

Nueve años hacía que no veíamos a la Virgen del Rocío ataviada con su traje de viaje salir por las puertas de la Parroquia de la Asunción. Los siete años reglamentarios y estos dos años pandémicos de espera hacía que las ganas y las ilusiones de los almonteños se dispararan. Tras una rápida misa y el rezo de la última Salve frente a la Pastora entre los muros del templo almonteño, sus hijos se abalanzaban a las andas de traslado pasadas las ocho y media de la tarde. Se iniciaba así un sentido caminar por las calles del pueblo, visitando en los primeros momentos la casa consistorial desde donde llovieron pétalos bajo la atenta mirada de los mayores que contemplaban a la Virgen del Rocío desde este privilegiado espacio reservado. Una lluvia de pétalos que se sucedieron a cada momento, junto a los rezos de las salves, los cantes, los vivas y las mil y una muestras de devoción y amor hacia la Virgen del Rocío.

Las salvas de escopetas marcaban el caminar de la Virgen por las calles de Almonte. Tras más de nueve horas por su pueblo, la Virgen llegaba al Chaparral y era depositada en el Alto del Molinillo. Un poco antes del amanecer, en torno a las seis de la mañana, las camaristas cubrieron a la Señora y al Pastorcito Divino con el guardapolvo y protegieron con el pañito su rostro, para iniciar así el transitar por el camino de los Llanos. Numerosísimos rocieros acompañan a la Virgen desde que se iniciara el traslado y así seguirá durante todo el día, hasta que la Virgen pise las calles de su aldea y regrese, 33 meses después, a su Santuairo. Entre ellos las abuelas almonteñas, portando las preseas de la Virgen del Rocío, una estampa icónica de este traslado.

Sergio Borrero
Director de CuartoTramo.com, el diario digital cofrade onubense. Hermano de la Hermandad de la Borriquita

Quizás te interese

Los comentarios están cerrados

0 %