ActualidadBlog 2

Huelva se reencuentra con su patrón y protector San Sebastián dos años después

San Sebastián volvió a recorrer las calles de Huelva. La fiesta castiza por antonomasia de la ciudad recuperó el pulso de la calle tras dos años de espera y los onubenses salieron al encuentro de su patrón. Una procesión que se desarrolló de la manera habitual en una agradable mañana del mes de enero en la que el sol ganó el pulso al frío.

La salida del Santo Patrón se retrasó un poco respecto a años anteriores, realizándose una vez concluida la Solemne Función en su honor. D. Santiago Gómez Sierra, obispo de Huelva, ofició la ceremonia y pudo disfrutar por vez primera de la procesión del patrón de la capital. A las puertas de la Parroquia de San Sebastián el público comenzaba a congregarse mientras que el cortejo empezaba a salir del templo. Un cortejo integrado por representaciones de casi todas las hermandades de penitencia y gloria de la ciudad, instituciones civiles y militares y la corporación municipal, con el alcalde Gabriel Cruz bajo mazas. La Hermandad de los Estudiantes, organizadora de los cultos, era acompañada en la presidencia por las otras hermandades de la parroquia, la Hermandad de los Mutilados y la Hermandad del Rocío de Huelva.

Las andas de San Sebastián exornadas con claveles, rosas y antirrinos en tonos rojos atravesaban el dintel y la Banda de Cornetas y Tambores Jesús Nazareno entonaba sus primeros sones. A las órdenes de Manuel Gómez «Carnicerito» el paso descendía la rampa del templo y se volvía frente por frente a la capilla de la Reliquia de San Sebastián situada a los pies del templo. Entre los tradicionales palmitos, el estallido de los cohetes en el cielo celeste, los coquis -protegidos del virus- y los globos de fondo San Sebastián avanzaba en su recorrido buscando las calles del antiguo barrio de San Pedro. Como es habitual, en la rotonda de los Litris la Banda Sinfónica Municipal de Huelva recibió a ritmo de pasodobles al patrón, momento que se repitió en la Plaza de la Soledad ya a la vuelta.

La Hermandad del Santo Entierro recibía a San Sebastián a las puertas de la Ermita de la Soledad, en cuyo interior encontrábamos el único altar instalado para la ocasión. Una Ermita que lucía en su fachada dos colgaduras con el logotipo del 450º aniversario del inicio de la devoción a Soledad de María. Este año la decoración de las calles se completaba con varias colgaduras instaladas por el grupo joven de la Hermandad de los Estudiantes. Colgaduras con los colores de la bandera de España y lemas como «De Huelva Patrón y Guía», «Martir de Cristo» o «Viva San Sebastián Bendito». De especial emoción fue la llegada de San Sebastián a la casa hermandad de la Cinta, donde una lluvia de pétalos recibió a nuestro patrón.

Sergio Borrero
Director de CuartoTramo.com, el diario digital cofrade onubense. Hermano de la Hermandad de la Borriquita

Quizás te interese

Los comentarios están cerrados

0 %