ActualidadBlog 2

El IAPH culmina la restauración del Simpecado de la Hermandad del Rocío de Huelva

El Simpecado de la Hermandad del Rocío de Huelva ya está de nuevo entre sus hermanos. La filial onubense recibía en la mañana de hoy el Simpecado, tras pasar seis meses en el taller de tejidos del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, donde ha sido restaurado para recuperar su máximo esplendor.

El acto de presentación ha tenido lugar en la capilla de la hermandad. Durante el mismo, la corporación rociera con su presidente Juan Carlos Rubio al frente ha estado acompañada por el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz y por Mª Luisa García-Palacios en representación de la Fundación Caja Rural del Sur, entidades que han asumido el coste de la intervención. Además, han estado presente el director general de Patrimonio Histórico e Innovación y Promoción Cultural, Mario Martín; la delegada del Gobierno en Huelva, Bella Verano; la delegada territorial de Turismo, Cultura y Deporte en Huelva, Teresa Herrera y el director del IAPH, Juan José Primo.

La restauración del Simpecado que realizara en 1939 Esperanza Elena Caro se ha basado en criterios que priorizan la conservación y la mínima actuación, el respeto absoluto por el original y una mínima intervención que devuelva a la pieza su integridad física y permita que pueda seguir empleándose para su uso y función. En concreto, la intervención se ha centrado inicialmente en un aspirado exhaustivo para eliminar el polvo y restos de partículas, perjudiciales para las fibras textiles. Se ha desmontado el forro para el rebaje perimetral de la estructura metálica y evitar que pudiera seguir dañando el sistema de unión. En relación a los bordados, apuntan los técnicos, se han limpiado en función a los materiales que los componen, tras ser analizada su composición química.

Se ha procedido a la fijación de hilos y elementos sueltos, para lo cual ha sido preciso teñir materiales de fibras naturales (hilos y sedas). Por otro lado, y para solventar los problemas que presentaba la zona perimetral del terciopelo, se ha dispuesto una crepelina de seda perfectamente integrada que además sirve de protección para estas zonas desgastadas. Las imágenes también han sido sometidas a un tratamiento completo de limpieza, eliminación de barnices oxidados, repintes innecesarios y restos de adhesivos y posteriormente se procedió a la reintegración y barnizado. En cuanto a los elementos de orfebrería, han sido limpiados y se ha procedido a la reposición de la estrella que faltaba de la corona de la Virgen.

Sergio Borrero
Director de CuartoTramo.com, el diario digital cofrade onubense. Hermano de la Hermandad de la Borriquita

También te puede interesar

Los comentarios están cerrados

0 %